Supersalud ordenó liquidación de EPS Coomeva; afiliados pasarán a otros prestadores de salud

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la liquidación de la EPS Coomeva, luego de que se evidenciara una crítica situación financiera en la que se encuentra, con el fin de prevenir la salud y la vida de sus 1.2 millones de afiliados en el país.

Cabe resaltar que esta EPS estaba bajo las medidas de toma de posesión e intervención forzosa para administrar desde hace algunos meses. A pesar de esto, se evidenció un deterioro en los principales indicadores operacionales, asistenciales y financieros.

Coomeva estuvo en vigilancia especial por cuatro años y medio, tiempo en el que Supersalud le impartió instrucciones y órdenes que no atendió como respuesta a las quejas acumuladas, reclamos y peticiones de sus afiliados y a la necesidad de cumplir con planes de capitalización.

Fabio Aristizábal Ángel, Superintendente Nacional de Salud, indicó que “como lo venimos haciendo a lo largo de nuestra gestión, no vamos a permitir que las EPS jueguen con la salud de los usuarios y que pongan en riesgo la atención que requieren la población infantil y los pacientes con cáncer o insuficiencia renal”.

Como consecuencia de la liquidación, se designó a Felipe Negret Mosquera como agente especial liquidador quien deberá entregar a la Superintendencia la base de datos de sus afiliados para que el Ministerio de Salud proceda a trasladar a la población de esta EPS a otras.

Una deteriorada situación financiera

Supersalud evidenció que la EPS Coomeva no cumple con las condiciones financieras y de solvencia al igual que con un patrimonio adecuado, además de que se encuentra en riesgo de liquidez y su crisis financiera ocasionaba que se dejara de atender a sus afiliados.

Durante los primeros 11 meses del 2021, la EPA registró pérdidas por $190.219 millones y durante esta vigencia el 40% de su pasivo se concentraba en 20 acreedores por valor de $700.352, generando un alto riesgo de liquidez por la probabilidad de incumplimiento en esas obligaciones.

Quejas y tutelas por incumplimientos en atención

En la radiografía hecha por Supersalud, se encontró que durante el 2019, 2020 y 2021, la EPS Coomeva no realizaba el diagnóstico oportuno de pacientes crónicas con cáncer de cuello uterino y cáncer de mama, debido a las bajas coberturas en la toma de citología, colposcopia y mamografía.

Igualmente, las auditorías de Supersalud encontraron que la EPS no fue oportuna en la prestación de servicios de salud incluidos en el plan de beneficios que requiere la población menor de edad, al igual que inoportunidad en la prestación de servicios ordenados por fallo de tutela.

En los últimos tres años, Coomeva recibió 193.100 peticiones, quejas, reclamos y denuncias (PQRD).

Los principales motivos de PQRD se relacionaban con dificultades para acceder a servicios de medicina especializada, demora en entrega de medicamentos, retraso en autorización de exámenes de laboratorio y no pago de las prestaciones económicas derivadas de licencia de enfermedad general.

“Ni con las medidas de salvamento propias de intervención para administrar, se pudo superar la situación crítica que la entidad venía experimentando y, por ende, el incumplimiento de estas órdenes se mantuvo en el tiempo”, señala la resolución que ordena la liquidación de la EPS. 

Fuente: Elpais